Dr. José María Cubero Gómez

Cardiólogo intervencionista, hemodinamista

El Dr. José María Cubero Gómez continúa la saga de Cardiólogos Intervencionistas iniciada por su mentor el Dr. José Cubero García, que fue pionero en la Angioplastia Coronaria en Sevilla en el año 1982.

Dr. Jose María Cubero cardiólogo

Experiencia profesional y méritos

  • Especialista en Cardiología desde el 2002
  • Acreditado como Cardiólogo Intervencionista desde el 2004
  • Director del CEntro DIagnóstico CARdiovascular (CEDICAR)
  • Adjunto de Cardiología, en H.U.V. Rocio, Sevilla
  • Amplia experiencia en Medicina Cardiovascular, Cardiología Clínica, Cardiología Intervencionista e Intervencionismo Periférico
  • Hemodinamista
cardiología
  • Dominio de técnicas de diagnósticas: angiografía cuantitativa, ecografia intracoronaria e intracardiaca, guía de presiones.
  • Dominio de técnica coronaria intervencionista: angioplastia, stenting, aterectomia rotacional, cutting-balón, dispositivos de trombectomia.
  • Experiencia con dispositivos de cierre de Comunicación Interauricular, valvuloplastias (mitral, pulmonar, coartación aórtica).
  • Experiencia en el implante de válvula percutanea aórtica (TAVI). Formación teórica y práctica en angiografía vascular e intervencionismo periférico (stent carotídeo, renal, iliaco, femoro-popliteo).
  • Miembro del Comité Asesor de Congresos de Cardiología.
  • Autor de más de 21 capítulos en libros de la especialidad, más de 92 artículos en revistas de cardiología nacionales e internacionales, más de 15 ponencias en Congresos y Cursos nacionales e internacionales.
doctor-arce

Dr. Álvaro Arce León

Licenciado en Medicina por la Universidad de Sevilla, especializado en Cardiología desde el año 2014.

Leer más

podologo-deportivo

Dr. Álvaro Gómez Carrión

 Grado en Podología. Años académicos 2009/13. Universidad de Sevilla

Leer más

EQUIPO CEDICAR

Gracias al conocimiento y experiencia del equipo médico, se realiza un abordaje integral del paciente, aplicando un tratamiento personalizado, abarcando desde el tratamiento farmacológico hasta los procedimientos intervencionista (angioplastia y stent).

El reto es alcanzar la excelencia en el tratamiento cardiovascular de los pacientes, preservando la confianza.